Imagen vía Findavet.us

Esta mañana, como cada domingo, nos hemos ido a pasear y hacer algo de ejercicio por uno de los parques cercanos y ha habido algo que nos ha llamado mucho la atención. Resulta que no muy lejos se estaba celebrando una concentración de perros. Como grandes amantes de los animales que somos, no hemos podido evitar acercarnos a ver qué se cocía por allí…

Para empezar, había una barbaridad de gente con sus mascotas. Después del follón inicial nos hemos dado cuenta que la mayoría de la gente se situaba en la franja de los 45 años en adelante. Había menos personas jóvenes de las que cabía esperar. Con ese pensamiento hemos seguido paseando por el parque. Nuestra cabeza estaba dándole vueltas a la cuestión que muchas veces habíamos leído con anterioridad y al cómo compartirla con la comunidad StrokeStrike: los beneficios para la salud de las terapias con mascotas. 

De forma natural (o quizás totalmente científica), por el tipo de vida que llevamos, el ajetreo y el stress, muchas veces no nos da el tiempo para tener una mascota. Tener un perro o gato en casa, o cualquier otro animal de compañía suponen una responsabilidad añadida. A medida que nos hacemos mayores parece que somos más conscientes de las muchas cosas buenas que nos pueden ofrecer.

Hoy os queremos hablar de los perros y los beneficios que pueden aportar dentro de una terapia preventiva contra el ictus. La mascoterapia y esta corriente de estudios son pensamientos que vienen de muy lejos, en concreto el psicólogo Boris Levinson en los años 70 ya comentaba lo saludable que era estar en contacto con una mascota a nivel físico, psicológico y social.

Es evidente que los perros nos ayudan a mejorar nuestro estado de ánimo, pero ¿cómo contribuyen de verdad a que nuestra vida sea más saludable?

El cuidado y afecto hacia un perro hace que su amo olvide sus problemas, son un gran antídoto contra la depresión ya que al querer de manera incondicional hacen que los niveles de estrés se reduzcan. También suben la autoestima y fuerzan a llevar unos hábitos que promueven el ejercicio, al tener que sacar al perro a pasear o querer compartir un rato con ellos.

Por todo, nuestro consejo de hoy es que dado que los perros ayudan a prevenir enfermedades coronarias, pues también son un gran aliado contra el ictus. Un gran saludo