Lesión de tobillo

Ya estabas cogiendo el punto a esto de empezar a hacer deporte de forma habitual y ¡ZAS!! Un simple apoyo la dado nos puede causar un esguince… Cortando de un plumazo nuestra recién adquirida rutina.

Es en estos momentos donde curiosamente más nos frustra el reposo forzoso. No hay que desesperar, las lesiones pasan y volveremos a estar en forma, hay que mantener la actitud positiva.

Si te sucede alguna vez,
aprovecha este parón para incorporar algún ejercicio complementario y para cargar pilas. ¡Mucho ánimo!!