Captura de pantalla 2013-11-21 a la(s) 16.34.37

Nos hacemos eco de una noticia que ha circulado por la red y que más de uno habréis leído… y es que se está celebrando el 7º Congreso Europeo de Pacientes, Innovación y Tecnología, que tiene lugar en Madrid estos días, se lleva a cabo una interesante mesa redonda, “Superando barreras en la atención de los pacientes con ictus”.

Contaros que la sesión cuenta con el soporte de Boehringer Ingelheim, una de las empresas que más volcada está en la investigación del ictus que también apoya nuestra web, y tiene como objetivo concienciar sobre la importancia del cuidador en pacientes con ictus, una enfermedad que se sitúa como la segunda causa de muerte en España.

La mesa cuenta con la participación de Carmen Aleix, presidenta de la Federación Española de Pacientes con Ictus, el Dr. Javier Mar, economista de la salud e investigador del estudio CONOCES, y la Dra. Isabel Egocheaga, médico de familia y miembro del Comité Técnico de la Estrategia en Ictus del Sistema Nacional de Salud. La mesa redonda estará moderada por el presidente de la Asociación Nacional de Informadores de la Salud (ANIS), el Sr. Alipio Gutiérrez.

El Congreso, organizado por el Instituto Europeo de Salud y Bienestar Social, tiene como principal objetivo fijar planes específicos para gestionar la atención a los pacientes crónicos.

El impacto social y económico del ictus en España:

Muchas veces hemos comentado en esta comunidad online que el ictus es la segunda causa de muerte, pero la primera en mujeres***. Aquí os dejamos un pequeño resumen de los datos que se manejan:

El ictus afecta cada año a más de 130.000 personas, de las cuales 80.000 fallecen o quedan con alguna discapacidad. Concretamente, la mortalidad por ictus isquémico (8 de cada 9 ictus son de tipo isquémico), es del 15% de los pacientes, en los primeros 30 días, y del 33% de los pacientes al cabo de 1 año si no son tratados específicamente.

Sin embargo, lo más importante son las secuelas que produce el ictus. Desde el punto de vista económico, los costes sanitarios en el primer año tras el diagnóstico de un ictus son considerablemente elevados debido al ingreso hospitalario y a la rehabilitación, y están relacionados con la duración de la estancia hospitalaria del paciente. Un paciente que sufre un ictus y queda dependiente cuesta al Estado entre 20.000 y 30.000? el primer año.

El ictus consume entre el 3% y el 4% del gasto sanitario en los países de rentas elevadas, distribuyéndose el 76% de los costes sanitarios directos en el primer año, concentrado mayoritariamente en costes hospitalarios.

Boehringer Ingelheim: “Nuestro compromiso constante con el ictus”

Boehringer Ingelheim sigue demostrando su constante esfuerzo y compromiso en la prevención y el tratamiento del ictus, una enfermedad con un índice de mortalidad muy elevado y de consecuencias que derivan en discapacidad y que conllevan un fuerte impacto social, familiar y en el gasto público.

Esta empresa es líder en esta área terapéutica, con una amplia experiencia avalada por medicamentos de alto valor terapéutico ya consolidados así como tratamientos innovadores de nueva generación.

___________________________________________

* El grupo Boehringer Ingelheim figura entre las 20 compañías farmacéuticas mayores del mundo. Con sede en Ingelheim, Alemania, trabaja globalmente con 145 afiliadas y cuenta con más de 44.000 empleados.