¿Eres de los que piensan que hoy en día con los horarios de trabajo que tenemos y la falta de personal tener tiempo para hacer deporte es muy complicado?

En el artículo de hoy comprobarás que con 15 minutos de ejercicio al mediodía reduciremos el estrés, estimularemos nuestra creatividad y conseguiremos activar las hormonas asociadas con el pensamiento positivo. Todo ello nos llevará a mantener nuestro cuerpo y mente en forma, rendir más por la tarde y poder irte antes a casa.

La carrera es lo más cómodo cuando disponemos de poco tiempo. Si te da pereza o vergüenza, sólo debes marcarte como objetivo salir a entrenar al menos 3 días laborables durante 3 semanas, y conseguirás que se convierta en un hábito necesario para ti, y ya no serás un bicho raro en la oficina, incluso algún compañero acabará uniéndose a ti cuando vea lo bien que te sienta este ejercicio.

Escaleras. Bastará cinco minutos para subir y bajar varios pisos por la escaleras. Empieza con un calentamiento suave y ves proponiéndote retos, sube un piso a tope y luego el siguiente más despacio y con el paso de los días podrás ir aumentando el número de pisos entre series. Es un ejercicio que te hará sudar por lo que es recomendable ponerse ropa cómoda o disponer de una camiseta técnica en tu mesa para poder cambiarte.

Engancha “al de al lado” a correr. Siempre que te quieras marcar un reto será más fácil y divertido si lo compartes con otra persona, ya que podrás aprovechar tu tiempo para hacer series y ´picaros´ en esos días en los que no hay tantas ganas de correr. Si hacéis un calentamiento de 5 minutos, luego podréis hacer series de 1 o 2 minutos a ritmo de carrera rápida alternando con descansos de medio minuto. Sólo bastará 15 minutos y estaréis sudando, y eso será el mejor indicador de que estás mejorando.

Anda si no hay otra opción. Siempre será mejor andar 10 minutos que no hacer nada y además aprovecharás para salir de la oficina y desconectar. Convierte tu caminata en una clase técnica, revisa la pisada, el movimiento de tus brazos y la posición de la columna. Incluso puedes llegar a trabajar la zona abdominal si andas ´metiendo barriga´.

Haz ejercicios en una pelota. Ármate de valor y que no te vergüenza y llévate el fit ball a tu oficina. Es un ejercicio que no sólo te ayudará a prevenir y curar los dolores de espalda provocados por las largas jornadas delante del ordenador, también te permitirá poder realizar un minicircuito si el mal tiempo no te permite que salgas fuera a practicar tu deporte. Con el fit ball podrás hacer flexiones, abdominales, piernas y muchos más ejercicios además de poder estirarte cuando llevas mucho tiempo sin estirarte.

Ahora ya no tienes excusa para realizar ese ejercicio diario que te ayudará a sentirte mucho mejor y ayudar a nuestro organismo a estar mucho mejor.