La recuperación tras el ejercicio

 

Con el presente post terminamos la entrega de entradas acerca de los beneficios del ejercicio físico en el aparato cardiovascular y sus efectos en la prevención del ictus. Esperamos que os hayan gustado, y no sólo eso, sino que os hayan servido para aprender y para concienciaros de lo importante que es la práctica de ejercicio físico para la prevención tanto de los accidentes cardiovasculares, como de cualquier tipo de enfermedad, ya de origen metabólico, músculo-esquelético, respiratorio, cardiovascular, etc.

Recuperación más rápida

El cuerpo humano, después de verse sometido a un estrés físico, necesita un periodo de tiempo para recuperarse. Sin embargo, cuando se suceden  situaciones de estrés controlado, el organismo se adapta a ellas disminuyendo el tiempo necesario para recuperarse.

Esto es lo que sucede con la práctica de ejercicio regular. El corazón mejora su habilidad para recuperarse de las situaciones de estrés (la práctica física). Cuanto más a menudo tu corazón esté bajo estrés controlado, con la práctica de ejercicio físico lo está, más eficiente será para adaptarse y recuperarse de ese estrés. El resultado es una recuperación más rápida del sistema cardiovascular a los niveles de reposo después del cese del ejercicio. El tiempo que tardemos en volver a situarnos en cifras de reposo tras la realización de un ejercicio físico será indicativo del estado de salud de nuestro sistema cardiovascular y respiratorio. A menor tiempo de recuperación, mejor estado de forma.

A modo de resumen, PARA QUE SIEMPRE RECORDÉIS Y TENGÁIS PRESENTE LAS ADAPTACIONES QUE EL EJERCICIO FÍSICO PROVOCA EN EL APARATO CARDIOVASCULAR Y SUS EFECTOS EN LA PREVENCIÓN DEL ICTUS, os dejamos la siguiente tabla:

Tabla de beneficios del ejercicio físico

————————————————————————————————-

Por Pedro Gargallo.

Captura de pantalla 2013-08-22 a la(s) 19.10.15