Un nivel alto de consumo de ácido fólico puede llegar a reducir el riesgo de sufrir un accidente carebrovascular:

Un estudio reciente, que incluyó dos décadas de seguimiento a cerca de 10.000 adultos estadounidenses, descubrió que las personas cuya dieta diaria incluyó al menos 300 microgramos de ácido fólico y vitamina B redujeron el riesgo de accidentes cerebrovasculares en un 20 por ciento, en comparación con las personas que ingirieron menos de 136 microgramos de ácido fólico por día. La reducción del riesgo de accidentes cerebrovasculares se asoció con un mayor consumo de ácido fólico entre hombres y mujeres independientemente de los niveles de actividad física y el hábito de fumar.

Algunos estudios han demostrado que el ácido fólico reduce los niveles de homocisteína en la sangre. La homocisteína es un aminoácido que se asocia a un aumento del riesgo de arterosclerosis (endurecimiento de arterias que puede provocar un accidente cerebrovascular y un ataque cardiaco).

Entre algunos de los alimentos que contienen ácido fólico se incluyen los siguientes:

  • cítricos
  • tomates
  • verduras de hoja
  • judías, habichuelas
  • productos a base de cereales

por el Doctor Durá.