Solemos pensar en el sueño como un fenómeno pasivo, algo que hacemos por ser el final del día o simplemente porque estamos cansados y necesitamos reponer energía. Pero hay tantas cosas más en el sueño para nuestra salud… algunas especialmente importantes para los lectores de este blog.

Por ejemplo, está científicamente demostrado que dormir favorece la creatividad porque nos ayuda a generar ideas nuevas, es bueno para la memoria y es un eficaz tratamiento de belleza y de salud. Pero, ¿sabías por ejemplo que el descanso nocturno nos afecta al peso? Sí, el sueño es un buen remedio contra la obesidad si lo mantenemos en sus niveles “normales”. En un estudio con gemelos se demostró que dormir más de la cuenta aumenta el índice de masa corporal en un 0,2 y ¡¡mucho ojo!!! Dormir menos de 6 horas aumenta hasta el 1,4 favoreciendo la obesidad.

En España somos también conocidos por ser los inventores de la siesta. Pues bien, una cabezadilla de unos 45 minutos al día puede tener un efecto muy beneficioso sobre el sistema cardiovascular, ya que la presión arterial se mantiene más baja, especialmente en sujetos sometidos a mucho estrés.

Ya lo has oído, no descuidemos nuestro descanso si queremos estar sanos.