Como todos sabemos una alimentación buena y equilibrada siempre nos ayudará a que nuestro organismo funcione mucho mejor. Pues ahora con este nuevo descubrimiento todavía nos tenemos que dar cuenta de lo importante que es incluir tomates en nuestra dieta.

En ensalada, en zumo, frito, cocido… el tomate puede tomarse de muchas formas distintas. En todos los casos produce un efecto positivo para el organismo: prevenir el ictus cerebral. Un estudio finlandés ha demostrado que uno de sus componentes, el licopeno, evita que se dañen las neuronas.
Según un estudio finlandés publicado en la revista Neurology, la clave estaría en el licopeno. Es el antioxidante que da el característico color rojo a la verdura, y en este caso, actuaría además como una esponja para absorver los radicales libres, y evitar así que se dañen las neuronas.
Esta investigación determina que las personas que viven con un mayor nivel de esta sustancia en la sangre, tienen un 55% menos de posibilidades de sufrir un accidente cerebrovascular. Los científicos aseguran que los beneficios del tomate se mantienen incluso una vez cocinado.

Aquí os dejamos el video de la noticia que ha salido en Antena 3:

Ver video Antena 3

Esperamos que os sea muy útil.