Todos sabemos lo importante que es hacer una comida sana y equilibrada y es que una alimentación nutritiva y variada es clave para tener una buena calidad de vida, un peso saludable y evitar algún que otro susto.
Gracias a una serie de consejos, buenos hábitos y alimentos nos ayudarán a adelgazar y tener un peso saludable, y en general un bienestar global.
Hoy os presentamos esta noticia para que podáis seguir unas pautas o normas a la hora de preparar la comida y los menús.
Estos son los consejos:

1. Fruta y verduras todos los días. Debes tomar cada día 3 raciones de fruta y dos de verduras. Dale preferencia a la fruta natural, frente a los zumos. Y en cuanto a la verdura opta por la natural y de temporada, y evita la precocinada o envasada.
2. Cocina de forma ligera la comida. Evita las recetas y platos que añadan grasas a tu comida, lo ideal es preparar recetas ligeras al horno, a la plancha, al vapor,… Fórmulas como las frituras y los rebozados no son nada recomendables para realizar una alimentación o comida sana y equilibrada.
3. Toma proteínas todos los días. Las carnes, pescados y huevos deben formar parte de tu dieta de forma habitual, aunque existen otras fuentes de proteínas, como las lentejas, el queso, las almendras, los garbanzos,… Si no te indica tu médico lo contrario, puedes tomar carne como máximo 6 veces a la semana, con 4-5 raciones es suficiente. Pescado al menos 4 raciones, puedes tomar más. Y huevos hasta 3 veces (2 unidades por ración). Dale preferencia a las partes más magras y bajas en grasas.
4. Evita las grasas malas, las grasas saturadas. Limita los alimentos ricos en grasas y platos ricos en grasas como los embutidos, pates, bollería, galletas, postres, salchichas, comida rápida y precocinada, salsas,… Ten cuidado con los alimentos que llevan aceite vegetal porque no son nada saludables, mejor son los que llevan aceite de oliva. En general dale preferencia a los alimentos bajos en grasas.
5. Pásate a los lácteos desnatados. Cada día debes tomar lácteos, unas 3 raciones, pero no vale cualquier lácteo dentro de una comida o alimentación sana y equilibrada, lo más saludable es optar por los lácteos desnatados ya que tienen mucha menos grasa y sal. Opta así por la leche desnatada o semidesnatada, por los yogures bajos en grasas y limita el consumo de queso.
6. Toma hidratos de carbono. Cada día debes tomar varias raciones de cereales, lo ideal es que en el desayuno, comida y cena incluyas una ración de cereales que sea equilibrada. Dale preferencia a los cereales más saludables que son los cereales integrales y bajos en grasas, que son además los que menos engordan, como el arroz integral, la patata, el pan integral,..
7. Reduce el consumo de sal. Limita la sal tanto a la hora de cocinar tu comida como los alimentos ricos en sal para hacer una comida sana y equilibrada. El exceso de sal es peligroso para la salud porque si tomas más de la recomendable, 3 gramos al día, puedes desarrollar hipertensión, enfermedades cardiacas, ictus,…
8. Haz 5 comidas al día. Para hacer una comida sana y equilibrada debes hacer 5 comidas ligeras, nutritivas y variadas lo que se traduce en desayunar, comer y cenar, y además realizar una pequeña merienda a media mañana y a media tarde.

Esperamos que os sirvan estos consejos y que llevéis una vida lo más saludable posible.